ATENTADO AL FISCAL BAEZ “ALGUIEN NO ME QUIERE VER TRANQUILO”

La camioneta del fiscal general de Puerto Madryn, Daniel Báez, apareció otra vez con los frenos inutilizados, según denunció el funcionario judicial. Es la segunda vez en menos de dos meses que sufre un atentado similar. “Evidentemente, hay quienes no me quieren ver tranquilo”, le dijo a Clarín.

Y agregó: “Pero voy a seguir adelante con todas y cada una de las causas”.

Fue durante los últimos días de septiembre que el fiscal Báez denunció un atentado contra su auto. A menos de dos meses de ese episodio, el funcionario volvió a denunciar en las últimas horas un nuevo ataque.

El segundo atentado ocurrió, justamente, pocos días después de que fuera levantada la custodia policial que Báez tenía durante el día en su casa. Es más, en las últimas horas el propio Báez habría observado la presencia de restos de plástico al lado de la Pick Up que usa para movilizarse. Tras una primera revisión, descubrió el ataque a los frenos y dio aviso a la policía.

“Vi que debajo de la camioneta había un líquido. Llamé al mecánico y era líquido de los frenos. Las mangueras eran nuevas porque las cambié por el atentado anterior. Era evidente que las cortaron usando un alicate grande”, expresó el fiscal.

La casa de Báez está ubicada en un sector alto frente a la ruta 1, que une Puerto Madryn con Rawson por camino de ripio. La camioneta no puede observarse desde el exterior de la propiedad, según contó el propio fiscal.

Tras el ataque, en el lugar trabajó personal de Criminalística aunque la camioneta fue trasladada a una dependencia policial donde se le harán más pericias.

FUENTE: Clarin