PROSTITUCIÓN | ANÁLISIS DE LAS PALABRAS DEL MINISTRO SERGIO MAMMARELLI POR SILVIA PECCI

PROSTITUCIÓN | ANÁLISIS DE LAS PALABRAS DEL MINISTRO SERGIO MAMMARELLI POR SILVIA PECCI

26 abril, 2018 | CHUBUT, RADIO LIBRE

→ Si analizamos las declaraciones del Ministro Coordinador… La definición de “prostitución” es la práctica de mantener relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero (” los 700 palos que faltan…”).

La prostitución es ejercida mayoritariamente por mujeres (” las chicas de la provincia…”), los clientes son mayoritariamente hombres. (”los que se reían en esa mesa…”) ​.

También existe, en menor medida, la prostitución masculina, donde los clientes también son generalmente hombres (”aquellos que van a Buenos Aires a hacer lo propio…”)​

Tradicionalmente, la prostitución se ha ejercido en sitios destinados a este fin, llamados «burdeles» o «prostíbulos» (“sería la casa de gobierno…”) Estos han sido habitualmente casas regentadas por un proxeneta (”Ministro Coordinador…”), en las que hay prostitutas y habitaciones privadas para practicar la prostitución.

También se practica en aceras de calles urbanas y laterales de carreteras industriales, así como en bares y discoteca, (”la del ex subsecretario de ddhh…”) hoteles y a domicilio.

Resulta que por querer ser chistoso y relajado, en sus declaraciones inconscientemente, admitiría que en Chubut se podría ejercer la prostitución, que las mujeres de la Provincia deberíamos tener sexo a cambio de dinero y que los proxenetas serían ellos mismo. Es de una gravedad, nunca vista.

Ante esta escueta definición, y los hechos de público conocimiento, no debería sorprendernos las declaraciones del Ministro porque son acordes al pensar y accionar de una gestión que nada tiene que ver con el respeto.

La cosificación como una característica de aquella persona machista que mantiene una serie de actitudes y comportamientos sexistas que establecen al hombre en un lugar de poder frente a la mujer en cualquier ámbito, se ha demostrado en varias oportunidades con muchos funcionarios en distintos estamentos del Estado.

Silvia Pecci

 

 

 

Pues bien, de nosotros/as dependerá que en el futuro estos personajes retrógrados no vuelvan a ocupar cargos públicos, ya que nada tienen que ver con el pensamiento colectivo de respetarnos como seres humanos por sobre todas las cosas.