Una pareja de Trelew se casó el sábado pasado y sorprendió a sus invitados con una curiosa elección de testigo de la boda: su perro “Oso”.

 

La mascota de la pareja lució un espectacular traje a medida, con moño, hecho a mano por las madres de los novios. El perro hasta participó de la sesión de fotos y bailó el vals con ellos. Luego, se retiró a dormir una siesta debajo de una mesa.

La anécdota fue compartida por el fotógrafo del casamiento en su cuenta de Twitter, en donde también publicó varios videos del testigo de cuatro patas. A partir de ahí, la historia se viralizó.

Además, Oso también tiene su propia cuenta de Instagram.

Comunidad

$200

Comunidad

$500

Comunidad

$300