Greenpeace sobre la modificación de la ley que prohíbe sustancias químicas en la minería en Chubut

 

Greenpeace rechaza los intentos de modificar la Ley 5001 de Chubut que prohíbe el uso de sustancias químicas en la minería metalífera.  Estas modificaciones pretenden adaptar la norma a medida de las empresas transnacionales mineras, como se quiso hacer en la provincia de Mendoza con la Ley 7722.

 

La minería no es sustentable ni desde el punto de vista ambiental ni desde el económico. Las empresas mineras difunden falsas promesas para intentar cambiar inconstitucionalmente la ley que protege el agua y el ambiente de toda la provincia de Chubut. Además, la zonificación que propone convertir a la meseta central de la provincia en una “zona de sacrificio” es inaceptable.

 

La provincia de Chubut es pionera en Argentina en la defensa del agua contra el avance minero. En el año 2003 hubo un plebiscito histórico en la localidad de Esquel, en el cual el 83% de la población rechazó la instalación de un emprendimiento minero en dicha localidad.

 

Aquella victoria histórica fue una inspiración para numerosas resistencias sociales frente al intento de expansión de la megaminería en Argentina, que lograron la sanción de diferentes leyes que prohíben este tipo de minería en siete provincias.

 

La primera de ellas, también del año 2003, es la Ley 5001 de la provincia de Chubut. Desde ese momento el lobby minero jamás descansó intentando destruir la ley que protege el agua y el ambiente de los chubutenses.

 

Así como Greenpeace estuvo acompañando la lucha en el año 2003, apoya ahora el reclamo de las comunidades locales en la defensa de la Ley 5001.