Se trata del Parador 7 llamado ¨club cero uno¨ que amaneció este sábado sin la vegetación plantada hace decenas de años.

 

Ante la denuncia efectuada por los vecinos, agentes del área de Ecología e Inspecciones Generales de la Municipalidad se acercaron hasta el Parador de la Bajada N° 7, donde constataron que faltaban al menos dos tamariscos.

Según informó el Municipio, desde el concesionario “Club Cero Uno” aseguraron que la vegetación había sido ¨destruida por el viento¨ días anteriores y que solo retiraron el resto de las plantas.

Sin embargo hay que remontarse a muchas semanas atrás para recordar alguna jornada con viento extremo que pueda afectar a los tamariscos que hace años están allí, incluso antes que el complejo decida ampliar sus paredones.

A partir de esta situación, el Municipio acordó con el concesionario que se replantarán los ejemplares a los que sumarán otros hasta concretar la línea de vegetación que existía previamente.

 

Atento a la situación, el intendente Gustavo Sastre, aseguró que “de ninguna manera” dejará que se deforeste la costa y que se le aplicarán las multas correspondientes a los responsables: “ya están las áreas en el tema. Hay uno (tamarisco) podado desde abajo, se reforestará y de la multa no se salva nadie, no lo dudes”, le respondió Sastre a través de las redes sociales a un vecino que le pidió no deforestar la playa “solo por querer poner carpas para el turismo”.

 

Finalmente, luego de la deforestación ilegal de los tamariscos en el parador N°7 en la costa de Madryn, la municipalidad implementó multas para el concesionario “Club Cero Uno” frente a este accionar. Además de replantarse la zona con tamariscos provenientes del Vivero municipal.

 

FUENTE: elchubut